¿Qué es la madera plástica o WPC?

¿Se puede consumir y producir sin dañar al planeta?

Se puede y se debe, ya que es una demanda de los consumidores, que exigen productos de calidad pero que a la vez estén fabricados de forma tal que no afecten al medio ambiente. Así es como surgen opciones para diversos productos tradicionalmente fabricados con madera… pero ahora hechos de otro material: WPC (siglas de wood plastic composite, en español, compuesto de madera y plástico). Si bien su origen data de la década de 1960, su desarrollo tomó mayor impulso en los últimos años y suele ser el material elegido para una gran variedad de productos. Te invitamos a conocer las razones por las cuales se volvió una opción muy popular para paredes, techos, muebles, marcos, decks, baldosas, revestimientos y mucho más.

WPC, ideal para cualquier entorno.

El WPC surge de combinar en su justa proporción aserrines/virutas de madera natural con plástico/polímeros como, por ejemplo, el polietileno. Toda la materia prima proviene de la recuperación de deshechos que se reciclan y reutilizan para fabricar WPC. El método más común para producir WPC a partir de la combinación de estos dos materiales es la extrusión continua a altas temperaturas usando moldes con formas diversas según lo que uno quiera producir. El aglomerado resultante se expulsa de la extrusora y luego se enfría con agua o presión. Otra ventaja de este material es que se puede construir en múltiples formatos y colores, adaptables a cualquier entorno y espacio, como veremos a continuación. Entonces, ¿por qué deberías elegir un producto hecho en WPC en vez de optar por la madera tradicional? Veamos algunas de sus principales ventajas.

Productos más resistentes al clima, ideales para tu jardín

Si bien podrás usar un producto fabricado en WPC tanto en ambientes internos como externos, su gran resistencia lo hace ideal para el aire libre. ¡Olvídate de las preocupaciones por el clima! Cualquier cosa hecha en WPC conservará su estado habitual y no se verá afectada ni siquiera por algún fenómeno climático extremo. Un producto de madera se dañará con la lluvia, ya que naturalmente se humedecerá con el paso del tiempo. También será víctima de moho, hongos, ataques de termitas y otros microorganismos. En cambio, uno de WPC, al estar hecho con menos madera, absorberá menos humedad y se conservará inalterable a la acción destructiva de cualquier parásito. Además, es resistente al sol y al calor. En definitiva, podrás dejar en tu jardín tus sillas, mesas, decks y cualquier otro elemento fabricado con WPC y dormir tranquilo, ya que no se verán afectados por el clima ni la naturaleza. La combinación justa de madera y polímeros hace de estos productos una alternativa resistente y durable.

nota4
nota44

“El WPC ofrece un enorme abanico de posibilidades para disfrutar de productos ecoamigables de excelente calidad y resistencia, apariencia similar a la madera, color inalterable y que se conservan perfectamente con sólo lavarlos con agua y jabón”.

 

WPC = sin mantenimiento

Otra de las grandes ventajas del WPC es la simpleza de su mantenimiento. A diferencia de la madera, no hay que aplicar barnizado ni ningún otro proceso especial para que conserven su fortaleza ni su color. Para que cualquier producto de WPC se preserve prácticamente como el primer día será suficiente con con un poco de agua y jabón. Quedate tranquilo: no se astilla, no se pudre y podrás disfrutarlo sin sufrir por su mantenimiento.

El WPC ayuda a cuidar el medio ambiente

Al optar por productos WPC estás colaborando con el cuidado de nuestro planeta ya que, como explicamos previamente, se fabrican a partir de la combinación de madera con plástico reciclado, sin PVC y sin sustancias tóxicas. En la actualidad, el plástico es uno de los principales culpables de la contaminación ambiental. Cada año se vierten al océano 13 toneladas de este material. Al elegir productos de WPC estás contribuyendo a reciclar plástico y evitar que acaben transformándose en basura. Al mismo tiempo, al conservar su aspecto con sólo lavarlos con un poco de agua y jabón periódicamente, son productos cuya conservación implica un menor consumo de energía.

Igual a la madera, pero más liviana

Estéticamente, un producto hecho de WPC es igual a uno de madera. Encontrarás lo más importante que valoras de este noble elemento: su aspecto rústico color madera, cálido y natural. Sin embargo, su peso es mucho menor, lo cual facilita su uso y transporte. Así es que, por ejemplo, si debes trasladar muebles de jardín fabricados en WPC por una mudanza o cualquier otro motivo, tu tarea se verá muy simplificada. En resumen, el WPC ofrece un enorme abanico de posibilidades para disfrutar de de producto ecoamigable de excelente calidad, resistente al sol y al calor, aspecto rústico réplica a madera (pero menor peso), color inalterable y sin mantenimiento, ya que se conservan perfectamente con sólo lavarlos con agua y jabón. ¿Te resultó útil esta información? Te invitamos a conocer más sobre el amplio catálogo de productos fabricados en madera plástica/WPC de LifeCycle: decks, baldosas deck, revestimientos y perfiles ecológicos en diversas variedades y colores. Todos están fabricados en una mezcla de polietileno y de aserrines/virutas de madera en partes iguales. ¡Contactate con uno de nuestros expertos haciendo click aquí!



Nueva llamada a la acción