5 tips que tenés que saber para mantener tu deck impecable

5 tips que tenés que saber para mantener tu deck impecable

5 tips que tenés que saber para mantener tu deck impecable

¿Decidiste construir un deck en tu terraza o jardín para recibir a tu familia o a tus amigos, invitarlos a comer un asado o simplemente a pasar un rato agradable al aire libre?

Es una excelente inversión para cualquier persona a la que le guste ser un buen anfitrión… pero si vas a hacerla es importante que consideres el impacto del paso del tiempo en la conservación de tu deck. Si ya estás decidido a construirlo, seguramente querrás aprovecharlo durante mucho tiempo y, para eso, debes estar listo para hacerle frente a muchos factores que, mes a mes, año a año, pueden hacer que tu deck se arruine, pierda su color y luzca mal. Por eso, a continuación, te comentamos 5 aspectos a considerar para que tu deck se mantenga impecable por mucho tiempo.

1- Cuidado con la naturaleza (primera parte): sol, humedad, lluvia… Los principales enemigos de un deck de madera son el sol, la lluvia y cualquier otro factor climático que afecte el lugar donde lo instales: nieve, alta humedad, entre otros. Todos ellos lo afectarán y, al año de instalarlo, indefectiblemente lucirá agrietado y desgastado. ¿Cómo “defender” a tu terraza o jardín de este peligro? Te sugerimos optar por un deck de WPC o madera plástica. ¡Es resistente al sol y al calor! También a lluvias torrenciales, nevadas impiadosas, humedad extrema… no te preocupes, tu deck se mantendrá igual que el primer día.

2- Cuidado con la naturaleza (segunda parte): moho, insectos… Si vas a instalar tu deck en un espacio natural, es importante que consideres otras amenazas que pueden afectarlo, además del clima: el moho, la descomposición y los insectos… Es inevitable: la naturaleza se hará presente y, con el paso del tiempo, todos estos factores provocarán un impacto negativo en el aspecto de un deck de madera. En cambio, un deck de WPC no se pudre y se mantiene intacto ante este tipo de desafíos propios de cualquier jardín o entorno natural. Ahorrarás tiempo y dinero al elegirlo y vas a disfrutarlo durante mucho tiempo sin preocuparte porque la exposición a estos factores de la naturaleza los deteriore. 3- Un solo color para toda la vida Compraste un lindo deck de madera oscura… y con el tiempo se volvió clara. No hay nada que hacerle. Otra vez la naturaleza hace de las suyas y arruina tus planes de tener un deck impecable como el día del estreno. Si te gustan los decks de madera, pero querés que no pierdan su color con el paso del tiempo, tenemos una simple solución. Elegí un deck de WPC de aspecto rústico réplica a madera, que tiene una enorme ventaja: mantiene su color inalterable, a diferencia de la madera tradicional, que naturalmente va perdiendo tonalidad. Es más, no hay un solo color de deck de WPC: podés optar entre una gran variedad de colores, como incienso, arena, blanco smoke, gris mirage, cerezo, rojizo, tostado, marrón… elegí el que quieras y quedate tranquilo: tu deck de WPC conservará su color para siempre.

nota111

“El deck de WPC es resistente a todos los factores climáticos y se mantendrá igual que el primer día”.

 

3- Un solo color para toda la vida Compraste un lindo deck de madera oscura… y con el tiempo se volvió clara. No hay nada que hacerle. Otra vez la naturaleza hace de las suyas y arruina tus planes de tener un deck impecable como el día del estreno. Si te gustan los decks de madera, pero querés que no pierdan su color con el paso del tiempo, tenemos una simple solución. Elegí un deck de WPC de aspecto rústico réplica a madera, que tiene una enorme ventaja: mantiene su color inalterable, a diferencia de la madera tradicional, que naturalmente va perdiendo tonalidad.

Es más, no hay un solo color de deck de WPC: podés optar entre una gran variedad de colores, como incienso, arena, blanco smoke, gris mirage, cerezo, rojizo, tostado, marrón… elegí el que quieras y quedate tranquilo: tu deck de WPC conservará su color para siempre.

4- Lijar, pintar, pulir, barnizar… Tener un deck de madera implicará que le dediques mucho tiempo a su mantenimiento. ¿Cuánto? ¡Entre 16 y 32 horas por año entre lijar, pintar y pulir! ​Además, a eso agregá que tendrás que volver a barnizarlo cada uno o dos años. Como verás, un deck de madera no es una tarea para cualquiera. Así que, si querés mantener a tu deck impecable, tendrás que arremangarte o contratar a alguien que se encargue de que luzca igual de bien que el primer día.

5- Con un deck de WPC, agua y jabón ¡y a descansar! Disfrutar de un deck que esté siempre en buen estado no tiene por qué ser una tarea ardua o costosa. Por eso es que quizás la principal razón para elegir un deck de WPC es que, para mantenerlo en óptimas condiciones, sólo necesitas agua y jabón. Con limpiarlo ocasionalmente con estos dos simples elementos, el problema está solucionado. ¿Cuánto tiempo puede llevarte hacerlo? Calculá apenas entre dos y cuatro horas por año.¡Compará con el tiempo que te lleva el mantenimiento de un deck de madera que explicábamos anteriormente!

En resumen, un deck de WPC es la mejor opción para no perder tiempo y dinero en su conservación y mantenimiento permanente. Por eso, te invitamos a conocer la gran variedad de productos de LifeCycle: decks, baldosas, revestimientos y perfiles WPC ecológicos inalterables y de aspecto símil madera. ¡Contactate con uno de nuestros expertos haciendo click acá!

Compartir


Nueva llamada a la acción