Mitos y verdades de los decks a la intemperie

¿Decidiste comprar un deck para tu jardín o cualquier otro espacio abierto?

 

Hasta no hace mucho tiempo atrás, tu única opción eran los clásicos decks de madera. Sin embargo, ahora puedes elegir entre una mayor variedad de productos, cada uno con sus pros y sus contras. Esto se debe, entre otras razones, a la problemática alrededor de los decks de madera. Entonces, más allá de las opciones tradicionales, hoy existen nuevas alternativas con características atractivas. Una de las que ha tenido más desarrollo son los decks de WPC (wood plastic composite) o madera plástica, cuya adopción crece en forma sostenida en todo el mundo.

 

¿Qué es un deck de WPC o madera plástica?

 

Es un producto sin PVC y sin sustancias tóxicas, resistente al sol y al calor, que no se deforma, no se astilla ni se pudre. A pesar de sus enormes ventajas, todavía existe cierto desconocimiento alrededor de este novedoso material, lo cual lleva a mucha gente a seguir optando por los clásicos decks de madera, a pesar de los problemas que suelen acarrear. Por eso, en esta nota te proponemos recorrer algunos mitos y verdades. ¿Es cierto que los decks de WPC mantienen su color inalterable? ¿O que son más resistentes y se limpian fácilmente? ¿Cuánto cuesta mantenerlos? Te invitamos a seguir leyendo para conocer la verdad detrás de estos mitos de los decks.

 

¿Cuál deck conserva mejor su estética con el paso de los años?

 

El deseo habitual y lógico de cualquier comprador es que su deck se destaque y agregue valor a su jardín, pileta o galería. No sólo queremos gozar de su utilización, ¡también que se vea bien y ser los mejores anfitriones de nuestros invitados! De ahí la popularidad de los decks de madera, con su cálida estética que combina perfecto con cualquier entorno natural. Ahora bien, al instalar un deck de madera deberás estar atento a una gran variedad de cuestiones: elegir una variedad (pino, lapacho, eucalipto, o quebracho, por citar algunos ejemplos) y preparar al producto para que estéticamente resista lo mejor posible el paso del tiempo.

Sin embargo, más allá de la aplicación de diversos procesos de tratamiento, conseguir que un deck de madera conserve su aspecto tal como el primer día es una misión costosa y poco recomendable.

 

En cambio, los decks de WPC no sólo tienen un aspecto rústico réplica a madera y brindan la misma sensación de calidez, sino que además no se deforman y mantienen su color inalterable. Simplemente elegís tu variedad favorita al momento de adquirirlo y, una vez instalado, podés quedarte tranquilo que lucirá tan lindo como el primer día.

nota2
nota22

“Los decks de WPC no sólo tienen un aspecto rústico réplica a madera y brindan la misma sensación de calidez, sino que además no se deforman y mantienen su color inalterable.”

 

¿Cómo quitar la suciedad de un deck?

 

Al estar ubicados en espacios abiertos, cerca de parrillas o piletas, es inevitable que los decks se ensucien habitualmente.

 

En una reunión social, siempre alguien se distrae y pierde el control de su copa. O también se pueden manchar cuando se les cae un poco de bronceador o protector solar.

 

Si tenés una parrilla y disfrutás de comer al aire libre con tu familia o amigos, tu deck está expuesto a diversos líquidos o sustancias que pueden transformarse en manchas difíciles de quitar. Agregale a eso otro problema de tener el deck a la intemperie: insectos, mascotas, basura, tierra y otros elementos naturales pueden dejarlo en mal estado.

 

En el caso de un deck de madera, tenés que ser especialmente cuidado ante este tipo de situaciones. Probablemente debas utilizar cepillos y productos especiales para limpiar la superficie afectada. En cambio, con un deck de WPC, podés estar tranquilo: sólo necesitás pasarle un poco de agua y jabón ¡y listo! Quedará como antes.

 

¿Cuál es el costo de mantenimiento?

 

Si bien es cierto que adquirir un deck de madera tradicional puede ser más económico que uno de WPC, su costo de mantenimiento es mucho más más alto porque, como decíamos más arriba, la naturaleza lo afecta en forma inevitable Desde factores climáticos como fuertes lluvias y nevadas, sol abrasador o alta humedad hasta el accionar de hongos, termitas, insectos y animales en general, preservar y mantener un deck de madera en buen estado es caro y complicado.

 

Debe ser mantenido especialmente con recubrimientos protectores para que su exposición a la intemperie no lo deforme ni se astille, de lo contrario no podría soportar los distintos factores climáticos.

 

Además, deberás dedicar mucho tiempo a su lijarlo, pintarlo y pulirlo (calculá entre 16 y 32 horas por año) y también tendrás que barnizarlo cada uno o dos años, según el estado en que se encuentre. En cambio, para mantener un deck de WPC en óptimas condiciones, sólo necesitas agua y jabón. Los materiales compuestos/ecológicos se conservan año tras año y mantienen su aspecto inalterable. Así, ahorrás tiempo y dinero y podés dedicarte a disfrutar de tu jardín.

 

¿Querés conocer más sobre decks de WPC o madera plástica?

 

LifeCycle cuenta con una amplia variedad de decks ecológicos y otros productos. ¡Contactate con uno de nuestros expertos haciendo click acá!

Nueva llamada a la acción